Montoro tumba la reforma de Soria

  • Retira la ayuda al sector eléctrico y genera un nuevo déficit de 3.600 millones
  • De Guindos dice que se buscan ‘alternativa’ para subsanar el déficit de tarifa eléctrica

Nuevo petardazo eléctrico. Hacienda confirma los temores del sector y retira la aportación presupuestaria comprometida con Industria para corregir el déficit del sistema. A través de una enmienda del Grupo Parlamentario Popular en el Senado a la Ley delSector Eléctrico, el Gobierno reconoce este año un nuevo agujero de 3.600 millones de euros entre los ingresos y los costes del sistema al advertir de que la ayuda de los Presupuestos ha quedado “suspendida”.

De esta forma, Industria incumple de nuevo su promesa y aumenta hasta cerca de 30.000 millones la deuda acumulada del sector en la última década. La enmienda, a la que ha tenido acceso ELMUNDO, establece el derecho de cobro para las eléctricas de este desfase, que tendrán que financiarlo durante los próximos 15 años.

Hacienda retira la aportación presupuestaria comprometida con Industria para corregir el déficit

No obstante, el texto establece que dicho déficit podría cederse “de acuerdo al procedimiento que determine reglamentariamente el Gobierno”. Es decir, se abre la puerta a que sea el Estado el que asuma la financiación de 3.600 millones de euros.

La enmienda supone, en la práctica, una victoria de Cristóbal Montoro sobre su colega de Gobierno José Manuel Soria. El canario explicó durante la presentación de la reforma eléctrica que la solución al déficit de tarifa recaería sobre tres patas:consumidor, a través de una subida de la luz en agosto;empresas, con duros recortes en sus retribuciones reguladas; y Estado, mediante una aportación presupuestaria extraordinaria de 2.200 millones de euros y otros mil millones al asumir la mitad de la partida de costes extrapeninsulares.

Las dos partidas han sido ‘suspendidas’

Estas dos partidas han sido ahora “suspendidas”, según el texto. Algunas fuentes del sector habían advertido de que el Gobierno podía echarse atrás y destinar estos fondos a lograr el objetivo de déficit público que el país tiene comprometido con Bruselas. Ahora es clave la resolución judicial por parte del Supremo, al que las eléctricas han demandado que blinde la ayuda estatal o suba el precio de la luz para evitar el desfase financiero del sistema.

El texto del grupo popular también señala que el desfase de 3.600 millones queda condicionado a los “desajustes temporales” como la caída del consumo, y que implica menores ingresos al sistema.

El consumo energético cerrará el año con descensos en comparación con 2012

Sobre este respecto, el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha explicado que el Gobierno está buscando “una alternativa desde el punto de vista de la financiación” para subsanar el déficit de tarifa eléctrica sin que tenga un impacto en el déficit público. En declaraciones a EFE, tras su intervención en el Encuentro de Economía de S’Agaró, De Guindos ha subrayado que esta inyección económica a las eléctricas hubiera impactado en las arcas públicas en un momento en que la prioridad absoluta es la reducción del déficit público.

Por eso, el Ejecutivo de Mariano Rajoy va a buscar vías alternativas de financiación, “como ha ocurrido en los últimos años”, que permitan solventar el problema sin que tenga incidencia en el déficit del país.

En un principio, el déficit de tarifa eléctrica debía cubrirse mediante un esfuerzo compartido entre el Estado, las empresas y los consumidores.

La estadística refleja que el consumo energético ha iniciado su salida de la crisis.La demanda de luz, carburantes y gas -habituales indicadores de la salud económica del país- ha frenado su derrumbe en las últimas semanas y enfila ya, seis años después del estallido de la crisis, su entrada en tasas positivas.

El consumo de carburantes ha registrado un crecimiento del 0,8% en octubre, según los datos publicados por Cores. Se trata de la primera subida interanual registrada en este mes desde 2007, y se une al leve incremento registrado ya en septiembre.

El mayor consumo de gasolina y gasóleo coincide con una rebaja de precios en el surtidor. El coste del litro de carburante registró en el mes de octubre un descenso de dos céntimos impulsado por el menor coste del barril de crudo.

Por otro lado, la demanda eléctrica roza ya las tasas de crecimiento. Según los datos de Red Eléctrica Española (REE), operador del sistema, la demanda de luz descendió sólo un 0,2% en noviembre en comparación con el mismo mes del año anterior, corregidos efectos de temperatura y calendario.

Se trata del menor descenso registrado desde agosto de 2011, último mes en el que se registró un repunte del consumo. La mejora de la demanda eléctrica va ligada a la recuperación del consumo industrial, que acumula ya tres meses de crecimiento según el índice de grandes consumidores elaborado por REE.

A pesar de estos cambios de tendencia, el consumo energético cerrará el año con descensos en comparación con 2012. La demanda de luz acumula un retroceso del 2,5% hasta noviembre, mientras que en el caso de los carburantes caen en los diez primeros meses del año un 4,2%. Ambos productos comenzaron el año con retrocesos del 5% y el 9%, respectivamente.

 

Fuente: El MUNDO